unknown, the offender, prison

Un delincuente, no un informante

Artículo de Fernando Morillo, Secretario de Comunicación de UGT-Andalucía, publicado en Diario 16

Roberto Macías no es un informante, es un condenado por la comisión de un delito. El Juzgado de lo Penal número 15 de Sevilla condenó, el pasado mes de mayo de este año, a Roberto Macías a dos años de cárcel por un delito de descubrimiento y revelación de secretos, y por la posterior filtración a diversos medios de comunicación de documentos de UGT Andalucía de los que se había apropiado ilícitamente.

La sentencia establece que Macías se apoderó de dicha documentación y la dispuso para fines ajenos al desempeño de sus funciones, y la puso a disposición de algunos medios de comunicación. No descubre nada porque las actuaciones policiales y judiciales que afectaban a la UGT Andalucía ya estaban iniciadas –y el Sindicato estaba colaborando con la Justicia- antes de los hechos ilícitos cometidos por Macías.

Por esa razón, la sentencia cuestiona si las intenciones del condenado eran realmente las de alertar un supuesto caso de corrupción, en cuanto ha quedado demostrado que no utilizó en ningún momento los canales de denuncia previstos para ello en el ordenamiento jurídico, habiendo ofrecido la información a los medios de comunicación pero no a la Policía, juzgados o Fiscalía.

El fiscal rechazó su recurso concluyendo que “el condenado no colaboró en nada ni con nadie, no es denunciante de nada y no puede arrogarse una condición para intentar eludir las consecuencias de su delito”

Es más, Macías recurrió esta sentencia, y el Fiscal impugnó ese recurso afirmando, textualmente, que “el condenado ni siquiera cumple con las condiciones para ser beneficiario” de lo establecido en la Directiva 2019/1937, del Parlamento Europeo y del Consejo de 2019 relativa a la protección de las personas que informen sobre infracciones del derecho de la Unión porque no acudió a ningún organismo oficial con la información y los datos obtenidos, sino “facilitando a la prensa datos de carácter personal a su conveniencia” (ignoramos si gratis o cobrando algún tipo de prestación); concluyendo que “el condenado no colaboró en nada ni con nadie, no es denunciante de nada y no puede arrogarse una condición para intentar eludir las consecuencias de su delito”.

UGT considera necesario recordar estos hechos, establecidos por la Justicia, dado que Diario 16 publicó el 17 de noviembre un artículo titulado “La Fiscalía tiene miedo”, firmado por el abogado Josep Jover, en el que se presenta a Macías como “alertador” de corrupción y en esa condición reclama reunirse con la Fiscalía General del Estado.
Como han sentenciado los tribunales, y el señor Jover sin duda sabe, Macías no es un alertador, sino un condenado a 2 años de prisión por la comisión de un delito.

Share
Más Claridad

Las crisis no son para el verano

Artículo de Pepe Álvarez, Secretario General de UGT, publicado en Diario.es Hay una receta progresista para la inflación: control de precios, límite a los beneficios empresariales, y escudo social. Y convenios colectivos con subidas responsables y cláusula de revisión a final de año para no perder poder adquisitivo ni parar la economía. Decía el poeta

Leer +

El coste del despido

Artículo de Pepe Álvarez, Secretario General de UGT, publicado en La Vanguardia. Una de las características fundamentales de la reforma laboral de 2021 es el cambio de paradigma que supone: por primera vez sirve para recuperar derechos de las personas trabajadoras. Tradicionalmente, las reformas laborales en España imponían un marco institucional degradador de derechos en

Leer +

Mejorar (y mucho) la nueva ley de empleo

Artículo de Cristina Estévez, Secretaria de Política Institucional y Políticas Territoriales de UGT, publicado en ElDiario.es  Que una parte del dinero que se da a las CCAA solo para programas de empleo y formación se retenga y se destine la parte necesaria para hacer los diagnósticos y tratamientos. Como dijo una vez Gurría (secretario general

Leer +

Romper un contrato

Artículo de Mariano Hoya, Vicesecretario general de Política Sindical de UGT, publicado en El Siglo de Europa. La seguridad jurídica es el presupuesto esencial para la realización del tráfico económico. La protección de los contratos es condición básica para dar estabilidad económica y social. Es comúnmente aceptado que cuando se rompe un contrato, cuando no se ejecuta en

Leer +
Share
Share