Strike of workers in heavy industry

Empleo digno y recuperación de derechos

Artículo de Pepe Álvarez, Secretario General de UGT, publicado en el blog Valor Sindical

Uno de los problemas más relevantes de España es la elevada tasa de desempleo, factor que se suma a la precariedad laboral y al desequilibrio del marco normativo actual que inclina la balanza en beneficio de la empresa. Frente a ello, UGT apuesta por el pleno empleo y el trabajo de calidad. Para tal consecución y para repartir el trabajo existente, una herramienta eficaz que reclamamos es la semana laboral de 32 horas con un espacio para la formación continua, sin reducción salarial.

Conjuntamente, para aumentar la calidad del empleo es necesario derogar las reformas laborales estableciendo un marco laboral de equilibrio y justicia social que acabe con la temporalidad. Igualmente, otras medidas son ineludibles para dignificar el trabajo: luchar contra el abuso laboral, la economía sumergida, la explotación en el empleo doméstico y el abuso de la figura de las personas becarias o del teletrabajo. Después de que en 2020 se multiplicara por tres el volumen del teletrabajo, es evidente el incumplimiento generalizado de la Ley de Trabajo a Distancia y además es ínfimo el número de las personas amparadas por un convenio que regule esta modalidad.

Asimismo, si queremos asegurar el empleo digno es necesario contar con una Inspección de Trabajo que garantice el cumplimiento real de la normativa social y, en relación a esto, necesitamos una ley de infracciones y sanciones con un Código Penal del siglo XXI para afrontar la precariedad y el abuso laboral. Además, hay que potenciar el derecho laboral en las nuevas formas de organización del trabajo, exigiendo el cumplimiento de los derechos en el trabajo reconocidos en los convenios y tratados internacionales.

También, es fundamental intensificar la lucha contra la siniestralidad laboral evitando más muertes en el trabajo. Para ello es vital que se respeten las normativas de Riesgos Laborales como derechos irrenunciables. En este sentido, se debe promover medidas que actualicen el catálogo de las enfermedades profesionales, acabando con la infradeclaración existente, y que se evalúen con rigor los riesgos psicosociales y el impacto de las nuevas tecnologías. Además, debemos impulsar la creación de la figura de los delegados y delegadas territoriales de prevención de Riesgos Laborales, dotar de perspectiva de género este campo y ampliar la protección de la regulación de la negociación colectiva en la UE y en España.

Efectivamente, es necesario el reforzamiento de la negociación colectiva en el marco internacional y europeo, democratizando y potenciando ésta en el sector público. Hay que reforzar los derechos colectivos y la participación en la empresa y establecer una Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos con las competencias adecuadas. Además, debemos reforzar los mecanismos de solución autónoma de conflictos laborales para continuar la negociación colectiva.

Y, por supuesto, es vital aumentar los salarios reales eliminando toda discriminación. En este sentido, requerimos de una política salarial que sea un instrumento para avanzar en la igualdad social y en la reducción de la pobreza. Por eso, es tan importante que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) se incremente, sin dilación, y alcance en 2023 el objetivo del 60% del salario medio. No hay ninguna razón objetiva para que esta cuantía no aumente, de hecho no hay ningún país europeo, con SMI, que no lo haya subido este concepto en 2021.

Por último, es fundamental que las personas desempleadas sean el centro de las políticas de empleo y se realice una formación que impulse un modelo económico sostenible que fomente el empleo. De acuerdo con esto, debemos modernizar los Servicios Públicos de Empleo y tener una visión integral de la Formación Profesional. La formación para el empleo se debe cuidar con esmero porque es un derecho transcendental de las personas trabajadoras.

Mañana a las 12 horas, como venimos haciendo desde el mes de febrero, volveremos a realizar concentraciones de protesta en todas las provincias frente a las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno (en madrid frente a la sede de la Vicepresidencia Segunda y Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital), para reclamar el aumento del SMI y las derogaciones de las reformas laboral y de pensiones. Creo que hay sobradas razones para protestar y para exigir estas demandas.

Share
Más Claridad

Las crisis no son para el verano

Artículo de Pepe Álvarez, Secretario General de UGT, publicado en Diario.es Hay una receta progresista para la inflación: control de precios, límite a los beneficios empresariales, y escudo social. Y convenios colectivos con subidas responsables y cláusula de revisión a final de año para no perder poder adquisitivo ni parar la economía. Decía el poeta

Leer +

El coste del despido

Artículo de Pepe Álvarez, Secretario General de UGT, publicado en La Vanguardia. Una de las características fundamentales de la reforma laboral de 2021 es el cambio de paradigma que supone: por primera vez sirve para recuperar derechos de las personas trabajadoras. Tradicionalmente, las reformas laborales en España imponían un marco institucional degradador de derechos en

Leer +

Mejorar (y mucho) la nueva ley de empleo

Artículo de Cristina Estévez, Secretaria de Política Institucional y Políticas Territoriales de UGT, publicado en ElDiario.es  Que una parte del dinero que se da a las CCAA solo para programas de empleo y formación se retenga y se destine la parte necesaria para hacer los diagnósticos y tratamientos. Como dijo una vez Gurría (secretario general

Leer +

Romper un contrato

Artículo de Mariano Hoya, Vicesecretario general de Política Sindical de UGT, publicado en El Siglo de Europa. La seguridad jurídica es el presupuesto esencial para la realización del tráfico económico. La protección de los contratos es condición básica para dar estabilidad económica y social. Es comúnmente aceptado que cuando se rompe un contrato, cuando no se ejecuta en

Leer +
Share
Share