Pensiones, entre la dignidad y el negocio

El artículo 50 de la Constitución Española dice que “Los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad”. Es decir, pensiones dignas.

En los años inmediatamente posteriores a la aprobación de la Constitución y de la inclusión de ese artículo en la norma fundamental del Estado, empezó, sin embargo, el debate sobre si el sistema público de pensiones era sostenible o no. Hablamos de los años ochenta del pasado siglo, comienzo de la era de neoliberalismo económico que se extendió por gran parte del mundo y que llega hasta nuestros días. En estos años el neoliberalismo ha atacado con insistencia los estados del bienestar europeos, y conseguido una parte de sus objetivos. Ahora les toca a las pensiones, y las movilizaciones que comenzó UGT antes del verano pasado han llegado hasta hoy mismo para impedirlo.

Las pensiones preocupan a los ciudadanos y ciudadanas de nuestro país, por eso dedicamos este número de CLARIDAD a profundizar en las verdades y mentiras sobre nuestro sistema de pensiones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies