Gender discrimination and sexism inequality for being female concept as a woman with the burden of climbing a difficult obstacle and a man with easy path stairs as a 3D illustration symbol as a symbol for unfair gender bias.

La igualdad exige compromiso social

Artículo de Carmen Castilla, Secretaria General de UGT Andalucía, publicado en Agenda de la Empresa

Este 8 de Marzo, volveremos a celebrar el Día de la Mujer. Guardando todas las medidas de prevención adecuadas, UGT ha organizado actos en la calle, y también virtuales, pero la COVID no va a impedirnos reivindicar lo que es justo: la igualdad retributiva, la igualdad de oportunidades de hombres y mujeres, la igualdad de trato y la lucha contra la violencia machista.

El pasado 22 de febrero fue el día contra la Brecha Salarial y en UGT-A, la responsable de Igualdad, Cristina García, presentó nuestro informe anual. Los datos no dejan lugar a dudas: la brecha salarial existe. En Andalucía se sitúa en el 24,6, tres puntos más que en España. Son datos previos a la pandemia, y los indicadores que tenemos agravan la diferencia, como el incremento del paro femenino, que supone ya el 60%.

De los contratos a tiempo parcial, 3 de cada 4 son mujeres, igual ocurre con las reducciones de jornada, 4 de cada 5 las piden trabajadoras, asumiendo la responsabilidad familiar del cuidado de hijos, o de personas mayores. Esto supone que se las tenga menos en cuenta, también a la hora de las promociones. Hay una menor brecha en el sector público, aún así el 13%, frente al 33% del privado. Si hacemos una traslación gráfica, las mujeres trabajamos gratis desde el 11 de noviembre hasta fin de año, ya que ganamos, de media, 5.800 euros, al año, menos que los hombres.

Hay brecha porque al mercado y a las tradiciones sociales, no les parece extraño que se pague más al hombre por un trabajo del mismo valor. El cambio de mentalidad es necesario, pero son las administraciones las que deben ejecutar las políticas públicas necesarias para que se cumpla la Ley de Igualdad: nuestro lema es igual valor, igual salario. No sólo: a igual trabajo, igual salario, que eso es ley desde hace tiempo; sino que se tomen medidas para que las mujeres tengan las mismas oportunidades laborales que los hombres en toda circunstancia. Y las pensiones…

Reconocemos que se están dando pasos importantes, detrás de los cuales, en la mayoría de ocasiones estamos UGT y los agentes sociales: en enero de este año, se ha completado el proceso de igualdad en permiso por nacimiento o adopción de hijo, y los padres tienen ya 16 semanas, al igual que la madre (Estatuto de los Trabajadores). Esto supone que a la hora de contratar, el empresario ya no tendrá motivos para discriminar pensando en que la mujer puede pedir dicho permiso.

Dentro del desarrollo de la Ley de Igualdad, la novedad más reciente está en el Reglamento de Igualdad Retributiva, otra propuesta ugetista negociada en la mesa de Diálogo Social. Dicho Reglamento entrará en vigor el 14 de abril, y nos va a permitir acercarnos a la realidad salarial de cada empresa, y hacer una comparativa de género por departamentos. Recoge dos figuras determinantes en la lucha contra la discriminación: el registro salarial y la auditoría salarial. Si se aplica como esperamos, podríamos reducir y eliminar las brechas salariales que reflejan la discriminación en el empleo que sufren históricamente las mujeres.

Hay que recordar que desde el 14 de enero está en marcha ya el reglamento de los planes de igualdad y que desde este mes de marzo, las empresas con más de 100 trabajadores y trabajadoras están obligadas a negociar un Plan de Igualdad.

El problema que se presenta ahora es que el Gobierno debe dotar de medios adecuados, económicos y humanos, para implementar los planes de igualdad en las empresas, y sancionar cuando sea necesario. Pedimos que se retiren ayudas públicas a empresas o entidades que discriminen a mujeres. Al gobierno central que el SMI suba a mínimo mil euros, porque la mayoría de empleos con salarios bajos los realizan mujeres: empleadas de hogar, ayuda a domicilio, envasadoras de frutas y hortalizas. Y derogación de las reformas laboral y de pensiones.

Y en Andalucía, es fundamental que la Junta refuerce los recursos públicos destinados a la conciliación de la vida laboral y familiar.

Share
Más Claridad

Las crisis no son para el verano

Artículo de Pepe Álvarez, Secretario General de UGT, publicado en Diario.es Hay una receta progresista para la inflación: control de precios, límite a los beneficios empresariales, y escudo social. Y convenios colectivos con subidas responsables y cláusula de revisión a final de año para no perder poder adquisitivo ni parar la economía. Decía el poeta

Leer +

El coste del despido

Artículo de Pepe Álvarez, Secretario General de UGT, publicado en La Vanguardia. Una de las características fundamentales de la reforma laboral de 2021 es el cambio de paradigma que supone: por primera vez sirve para recuperar derechos de las personas trabajadoras. Tradicionalmente, las reformas laborales en España imponían un marco institucional degradador de derechos en

Leer +

Mejorar (y mucho) la nueva ley de empleo

Artículo de Cristina Estévez, Secretaria de Política Institucional y Políticas Territoriales de UGT, publicado en ElDiario.es  Que una parte del dinero que se da a las CCAA solo para programas de empleo y formación se retenga y se destine la parte necesaria para hacer los diagnósticos y tratamientos. Como dijo una vez Gurría (secretario general

Leer +

Romper un contrato

Artículo de Mariano Hoya, Vicesecretario general de Política Sindical de UGT, publicado en El Siglo de Europa. La seguridad jurídica es el presupuesto esencial para la realización del tráfico económico. La protección de los contratos es condición básica para dar estabilidad económica y social. Es comúnmente aceptado que cuando se rompe un contrato, cuando no se ejecuta en

Leer +
Share
Share